domingo, 11 de marzo de 2018

¡¡ VOTAME, VOTAME, QUE SOY EL MEJOR !!





POR BENIEZU


      El lector tendrá ahora la oportunidad de comparar que el concepto de "politiquería" es enormemente acertado para definir los métodos presuntamente electorales que la burguesía emplea  para hacerles creer a los electores  que su voto sirve para algo. Ciertamente sirve “para algo”, y es para engañar y manipular a la clase trabajadora y eternizar el sistema capitalista de explotación, tras un enorme despliegue en propaganda, dinero e hipocresía con el fin de  engañar a los sufridos y presuntos  electores. Y sobre todo para echar en saco roto y anular esa energía potencialmente positiva, que suele cargar los electores.

         Porque que provecho tiene los votos que han escogido a un candidato que solo tiene palabras y promesas vacías, que no distingue los intereses del  trabajador y los intereses de la burguesía que lo explota. Que sinceridad y que efectividad va tener ese presunto Partido Socialista Obrero y Español con sus promesas políticas y económicas si es incapaz de distinguir y separar los intereses de los trabajadores de los intereses de sus patronos explotadores.

          Y digo -Presuntos electores- porque nunca llegan a ejercer esa noble tarea del voto, solo es un simulacro de él, un triste montaje para hacerles crear a los trabajadores que tienen la facultad de poder elegir a un candidato que los represente. Porque el meollo de la cuestión es si ese candidato escogido y votado les va representar como clase trabajadora, o solo ha sido una estafa lo que ha prometido haciéndoles creer que va servir a los  intereses del pueblo trabajador.

        En el Estado español , las últimas elecciones democráticas y honestas fueron en la última República , aquellas que permitieron al pueblo , por mayoría , formar el Frente Popular y comenzar a aplicar las reformas  político económicas que el pueblo tanto las necesitaba. Pero en política lo que engorda al patrón o al poder financiero, enfranquece al trabajador, y lo que engorada al trabajador enfranquece al patrón y a la burguesía.        
      Y este axioma,  que se propague no les gusta nada a estas clases sociales burguesa, solo le gusta la democracia cuando son ellos los que ganan las elecciones. Y si no ganan, recurren al golpe  de estado, tal y como lo hizo Franco, Pinochet, Videla etc. Y a la muerte de Franco crearon  el bodrio de la llamada "Transicion"suplantando  una dictadura por otra cosa que llaman “democracia” pero es una dictadura encuvierta, y lo es porque siempre gana el Bipartidismo, y los trabajadores nunca podrán hacerlo. Siempre ganara  el PPSOE, y esto ocurre porque el sistema electoras esta tan amañado que siempre ganara uno de los dos, PPSOE tal y como ha ocurrido en los últimos 40 anos de la llamad Transición, y seguirán  40 mas  si no lo remediamos.


  
         Si alguien lo duda, es que tiene un grave defecto en el raciocinio 

      Porque las claves de AUTENTICA DEMOCRACIA está en que los votantes puedan votar de verdad, y no con subterfugios engañosos que le hagan creer al votante que lo ha hecho. Y para ejercer el voto son necesarios; votantes, candidatos y programas. Veamos esto.


        Los votantes Serán todo aquel que va escoger con su voto, un candidato que le represente y defienda sus intereses. Un trabajador a sueldo de un patrón, NUNCA podrá tener los mismos intereses políticos económicos que su propio patrón. Y este axioma traducido a términos políticos  representativos nos habla de clases sociales, de dos clases sociales antagónicas, porque lo que engorda a una burguesía es a costa de la escasez del trabajador.

     Candidatos Serán aquellos que se presentan como defensores de los derechos de los electores, que simplificando solo puede ser a uno de los dos sectores fundamentales que componen la sociedad,  o a la clase TRABAJADORA o  a clase BURGUESA. La gran mentira de la llamada “democracia burguesa “es que oculta esta realidad y este  hecho ya está implicando como cómplice del  engaño al político que aunque se proclame socialista o de izquierdas ,acepte y practique una política interclasista,. Quien no reconoce la división de la sociedad en dos clases sociales antagónicas, está colaborando y eternizando el peor “pecado” de la burguesía, La explotación del hombre por el hombre, causante de casi todas las calamidades habidas y por haber en el mundo actual.
  
        Programa Serán aquellos planes   políticos y económicos que un determinado partido o candidato va  ofreces a sus electores caso de ser elegido. Y aquí de nuevo se engaña a los electores. El mero hecho de desconocer el condicionante de la lucha de clases, es decir las descomunales diferencias en intereses políticos entre las clases sociales, ya supone posicionarse al lado de la burguesía.

         La competencia electora que se suele dar  entre partidos burgueses, aquí si se suele dar un lucha entre intereses, pero es una lucha entre interesas burgueses partidistas, Entre las grandes corporaciones financieras por pegar pedazo de poder. Esta suele ser la única competición que se da en las elecciones burguesas, peleas de gayos entre la propia burguesía, mientras la clase trabajadora, seguirá siendo un cero a la izquierda. Un mero figurín decorativo para hacerle creer que tiene “voz y voto” en este Estado burgués y neo franquista   
         Nunca, NUNCA , podrán ser los programas igualitarios entre aquellos  que defienden a la burguesía  y los que se posicionan al lado de los trabajadores, simplemente porque son antagónicos, Lo que engorda a uno enflaquece al otro  Y quien niega esta premisa , automáticamente ya se está posicionado al lado de la burguesía.

                          Una imagen vale por cien palabras 

         Y  así la burguesía cuando hace campana política nunca diferenciara los intereses político-económicos de trabajadores y burguesía, ni los mencionan siquiera, es un secreto a voces. Y aquellos que se llaman “socialistas” o “comunistas” y en sus campanas electorales no quieren mencionar las enormes  diferenciar que separan a los trabajadores de la burguesía, como sujetos no solo diferenciados sino que también son antagónicos de la clase burguesa.  Desconfiar de ellos son meramente oportunistas que quieren chupar del Régimen.


          En realidad ocurre esto por la falta de cultura política de los votantes. Esta es más bien la elemental para votar, pegar la papeleta –cualquiera, sirven para lo mismo- ir a la urna e introduciría en la ranura.  Tampoco al Estado le interesa que esta cultura sea mas allá que lo básico “derecha” e “izquierda”, sin tener claro cuál es la diferencia entre ellos, para así poderles manipular mejor. Tenemos a dos partidos lideres, el PPSOE que en realidad son idénticos desde el punto de vista político y de representatividad, es decir los dos apoyan este régimen y defienden a las castas neo franquista capitalista enquistada en los resortes fundamentales del Régimen y de la propia economía.  Y se llevan muy bien con las distintas castas económicas  del Régimen, pues para eso están.

      Todas estas joyas  en realidad forman parte de los materiales pesados de la llamada  “Transición”, esta  no sería nada sin ellos .Su ideología, nacional radical, tiene sus raíces en el Franquismo, El PP lo es de herencia “sanguínea” franquista, y en la actualidad el partido lo forman toda aquella morralla franquista que se traslado en bloque al nuevo partido, mas las nuevas adquisiciones de ideología ultra conservadora, es decir con muy buenos ingresos y posesiones conseguidos no muy “cristianamente”

      El mal llamado PSOE está dentro del  Régimen por  puro interés profesional, ellos son políticos de contrata para representar el papel estelar de la “izquierda oficial” del Régimen. Su papel es fundamental para que la obra de teatro llamada la “Transición” funcione.  Para formar una de las partes del programado “bipartidismo”. Y personalmente no se a que sectores de la burguesía les  representa, me imagino que a los de menor envergadura  monetaria   en sus luchas con el capital más poderoso además de algunos sectores de la pequeña y mediana burguesía. Que sueñan con  alcanzar altas cotas de ganancia.

         El resto de partidos, siempre han sido de relleno, para dar el pego de "pluralidad democrática " pues nunca alcanzarían el Gobierno, pero si algunos escaños ene l Parlamento que les servirán para los juegos de alianzas y “ganancias”. Pero también resultan prácticos pues aturden al votante fragmentando sus criterios, al que los tenga, y suele ser positivo  para el Régimen pues siempre da la impresión del “pluralismo”, será bueno para engañar que existan muchas opciones  inútiles pues da la impresión de "pluralidad participativa.